30 de noviembre de 2011

CUENTA LA LEYENDA...



Cuenta la leyenda que cierto día cómo hoy alguien igual que tú y que yo estaba tranquilamente en su casa acababa de llegar y no se le ocurrió otra manera de matar el tiempo que chatear un rato. Tras hacerlo salió a dar una vuelta con sus amigos fue entonces cuando vio algo extraño o, mejor dicho, alguien extraño.
Era una mujer alta de cabellos rubios casi blancos y ojos expresivos. Hasta ahí todo era normal expeto por una cosa: Llevaba una ropa poco común un vestido de época. Dato que a los amigos de la persona de la que estamos hablando no le llamaron la atención lo más mínimo ya que, como todos sabemos, era el día de Halloween y aquella noche los raros debían ser ellos al no estar disfrazados.
Al día siguiente en la televisión aparecieron noticias sobre curiosidades de la fecha del día de los muertos en la que destacaron el rodaje de una película de la Edad Media que no pudo llegar a acabar debido a que su protagonista había muerto durante el rodaje de la misma.
Pusieron una fotografía al acabar el reportaje: Era ella.
Además, añadieron que cada día 31, el día en el que comenzó la película a rodarse, aparece vestida con el uniforme de la película porque es el único día en el que no puede ser reconocida...

26 de noviembre de 2011

Lo esencial es invisible para los ojos


Dos de cada tres noches, cinco de cada seis horas, once de cada doce meses y cincuenta de cada sesenta segundos. Parece que el reloj se detuvo en aquel instante, justo cuando parecía que todo comenzaba a ir bien... Aquella noche en la que las calles eran iluminadas por la única luz de una farola que parpadeaba incesantemente con su leve tintineo y las melodías de antaño se repetían en mi cabeza recordando aquel último vals que entonaron los músicos en el lúgubre bar de la estación mientras los poetas lanzaban sus versos al aire con la única intención de que alguien los escuchase y con la ilusión de que sus palabras no quedaran en el olvido. Aún recuerdo como comenzó todo y sé que no será en vano, pues reconozco que llegará el día en el que seré más fuerte y podré plantarle cara a todo. El mundo será un camino de rosas con espinas que iré podando suavemente y que me servirán para darme cuenta de que todo sigue igual y que las cosas no deberían cambiar nunca. Que, aún con todo lo que pase, el mundo seguirá dando vueltas, no importa lo que haga o deje de hacer. No importa, porque el mundo seguirá girando, el mar seguirá  teniendo olas, el cielo  seguirá con ese color azulado porque a ninguno de ellos les importan nuestros sentimientos ni a nadie le importa lo que sintamos sólo las personas hipócritas se aprovechan de las inseguridades de los demás para saber todo sobre ellos y no, no soy ni cínica, ni mucho menos hipócrita y a mi no me importa el qué dirán las personas que saben quién soy. Porque muchos de ellos sólo conocen mi nombre. No saben  ni mi historia, ni de dónde vengo y mucho menos hacía donde voy así que me sentaré de nuevo en aquel tren que siempre va lleno al que algunos llaman vida con la esperanza de que me llevé hacía un lugar donde poder expresar lo que siento y en busca de alguien que me comprenda. Ahora sí parece que el reloj volvió a girar aunque sé que sus manecillas no me podrán parar.... 

18 de noviembre de 2011

La vida es como un puzzle....



Nuestra vida es como un puzzle. Sí, habéis leído bien: Un puzzle. Si nos paramos a pensar hay varias piezas que nos construyen; la familia, los amigos, las obligaciones, nuestros hobbies...
Y sí las unimos todas nos saldría un gran puzzle que iría por etapas. En la parte inferior se encontraría nuestra vida cuando nacemos y todo sería bonito pues, no conoceríamos ninguna de las desgracias que ocurren a nuestro alrededor.
Después en la segunda parte, la segunda etapa, comenzaría cuando cumplimos los doce años y comenzamos a descubrir que el mundo no es perfecto y que hay que trabajar duro para conseguir las cosas, que hay gente que te pondrá obstáculos que debes superar para continuar sobreviviendo.
Además aquí aparecerían nuevas piezas importantes en tu vida: tus amigos. Algunas de esas piezas se borrarían con el paso de los años al ser de gente que realmente NUNCA ha querido nada de ti. Pero daría igual lo que ocurriese porque también habrían piezas que seguirían intactas para SIEMPRE.
Además al llegar al tercer y cuarto nivel ya podrían aparecer nuevas cosas o perderse algunas. Aparecerían las de las obligaciones como el trabajo y podrían desaparecer la de formar una familia o no. Piensa que si no haces esto último unas de las piezas más importantes del puzzle de tu vida nunca llegarían a ponerse y podría significar no haber vivido una vida plena y como te hubiese gustado.
En el último piso estaría la pieza que todos tememos que llegue pero que sabemos que, tarde o temprano, llegará, aunque no nos guste la idea no podemos hacer nada para evitarla. La muerte nos persigue y es además una de las piezas de nuestro puzzle que más nos importan. Por eso si no quieres temerle, si quieres estar preparado para recibirla. Haz todo lo que pueda mientras vivas, intenta darlo todo, no te cortes y expresate. Soy una simple persona que escribe y te doy las gracias si has acabado de leer esto pero piensate todo lo que vas a hacer y no te tomes la vida como una tontería porque, al fin y al cabo, aunque no lo sepas:
Tú eres una de las piezas más importantes del puzzle de otra persona


___________________________________________________________________________________
 Hola, bueno siento no haber podido actualizar en tanto tiempo pero he tenido una semana llena de exámenes.
Os sigo esperando y ya... ¡Somos 428!(:
Recordad el #objetivo555 (pincha aquí para saber más)
Recordad que podeis seguidme en twitter @directedbymary (mencionadme para que lo sepa y os doy follow back)
Y preguntadme mucho, mucho, mucho, mucho en Ask ok? (ask me)
Un beso y hasta pronto<3

1 de noviembre de 2011

Alma errante



Y caminó lentamente sin rumbo, sin saber el lugar al que llegaría no sabía por qué pero sentía que tenía que seguir andando aunque no le quedasen fuerzas. Sabía que las frías temperaturas lo debilitarían y que tarde o temprano su camino se detendría en algún lugar, ya fuese voluntaria o involuntariamente.
Cada día que pasaba estaba más débil, sus pies no le respondían. Cada paso que daba, no era un paso más, sino un paso menos. Todos los que lo veían callaban.
Pero eso a él no le importaba, ya no necesitaba a nadie, con  él mismo se bastaba; no comía  y apenas bebía.
¿Por qué? Es una pregunta que nadie sabrá responder...
Algunas de las personas que lo veían solían contar leyendas, como que nunca volvía al mismo lugar, o que era de otro planeta. Incluso había quien afirmaba que se trataba de un espíritu errante que estaba buscando su paz y descargaba andando por los largos senderos del mundo.
Sin embargo, nadie podía afirmar saber el verdadero motivo por el que el chico peregrinaba por los distintos parajes cubiertos de nieve, dejando las huellas de sus pies descalzos y, por lo tanto, demostrando que las personas que decían que era un fantasma, estaban rotundamente equivocados.
El muchacho continuó su camino hasta el día 25 de diciembre, cuando fue hallado muerto y su cuerpo cubierto por la nieve.
A penas debía tener unos dieciocho años, aunque su madurez fue apreciada por muchos e insultada por otros tantos.
No aparecía ningunos de sus familiares por lo que fue incinerado y sus cenizas tiradas en la playa del Mar Mediterráneo donde, se dice, a veces aparece un chico vestido con abrigo el cuál, según la mayoría de los habitantes que afirman haberlo visto, es él.
El chico que caminaba para encontrar la paz interna y que la consiguió.
Pero para toda la eternidad.