28 de septiembre de 2012

Cupido, capullo



Maldito bebé en pañales, ese que llaman Cupido al que, quizá, deberían pagar de una vez clases de tiro con arco. Maldito él, porque se ríe de los mortales constantemente, obligándolos a volver a enamorarse de imposibles: una y otra vez, como si le gustase la idea de ser el único que se divierte, como si se creyera superior y es que, en cierto modo, lo es
Porque, a pesar de todo, aunque sólo sea un capullo con alas y en pañales, tiene el poder de quitárnoslo y dárnoslo todo al alcance de su mano, nunca mejor dicho.
Y es que, como dijo Cortázar un día, quizá inspirándose en la teoría de Parménides, hay amores que están destinados a no-ser. Yo añadiría: amores que están destinados a nada más que a convertirse en chispas de una llama que nunca arderá y; sin embargo, lo suficientemente poderosa como para provocar un fuego que incendiase toda Troya
Porque, quizá es cierto, el amor no duele pero, los recuerdos... los recuerdos son las peores balas que podemos recibir y, no, no hay chalecos que nos protejan de ellos.
Al igual que tampoco hay escudos que detengan las flechas de Cupido.


24 de septiembre de 2012

Eres esa canción de carretera que se repite en cada curva.

Miró un instante por el retrovisor lleno de polvo de aquel coche viejo que su padre le había regalado cuando, tras numerosos intentos, había logrado aprobar el carnet de conducir.
Por un momento, creyó que era el rey del mundo y que, con aquella chatarra, conseguiría hallar los límites del universo. Sin embargo, su vehículo no tenía la misma opinión que él y, cuando trató de acelerar por una de las carreteras menos transitadas...
Se caló.
El joven, espetó una maldición entre dientes y bajó de aquel trasto, cerrándolo de un portazo y rezando, acto seguido, para que no se desplomase allí mismo.
Fue a abrir el compartimento que lo haría ver el estado del motor pero, en aquel preciso instante, vio algo en su retrovisor, un reflejo de lo que parecía ser una joven, no mucho mayor que él.
Cerró los ojos, aturdido, pero el reflejo continuaba ahí, no lo había imaginado.
Dio un suspiro y miró hacia atrás: No había nada.
Sólo coches.
Al volver a mirar por el retrovisor, descubrió que la muchacha ya no estaba. Suspiró y, sin saber por qué, se dirigió al coche para arrancarlo de nuevo. Por algún motivo, consiguió hacerlo en el primer intento.
Se abrochó el cinturón y encendió la radio, poco después, se encontró cantando a todo volumen "Like a stranger" Sin embargo, la imagen de aquella chica, lo acompañó durante todo el viaje y, no lo abandonaría hasta pasado mucho tiempo...






_______________________________________________________________________________
No me voy a enrollar mucho, que después no leéis nada. ¿Qué tal todo? Espero que muy bien. Por mi parte, este año estoy en una clase en la que conozco a poca gente (por no decir que no conozco a nadie) Y bueno, creo que podré sobrellevar pasar seis horas de mi día a día durante nueve meses con ellos.
El jueves tendréis nueva entrada (sobre reseña), pensaba publicarla hoy, pero no he podido acabar el libro porque estaba terminando mis deberes de latín (Quejas, a mi profesora)
Y, bueno, el popurrí no es que sea muy decente, pero no sabía qué poneros. Pronto estaré de vuelta.
Un beso, os espero por:

Follow on Bloglovin

12 de septiembre de 2012

If love is in the air, I won't breathe again*

El amor es una moto sin frenos en la que dos personas van montadas. La primera, conduce y trata de esquivar todos y cada unos de los obstáculos que se ponen en su camino. Mientras, la otra, se aferra a ella. Con una fe ciega.
Pero, llega un momento, en el que la gasolina se acaba, el depósito se vacía.Y el amor, se consume...
para siempre; porque NADA es eterno.
Donde un día hubo adrenalina por descubrir hasta dónde podrían llegar los dos juntos, ya no queda nada. Nada más que el recuerdo de algo que pudo haber sido...
...recuerdos de algo que jamás sucedió.



__________________________________________
De nuevo, hay que comenzar con la rutina, supongo que a partir de ahora actualizaré menos y, si lo hago, será para recomendar algún libro o con algunos de los textos antiguos que tengo (como este, por ejemplo) Ah, comentaros que sé que os gusta leer... Así que ¡Estáis de suerte! La editorial circulo rojo (click aquí) Ha abierto un concurso en el que podéis inscribiros.¡¡Gran sorteo de 100 Libros!! valorados en 1560 €, por solo pinchar "Me gusta" en su Facebook y Google +; os dejo un enlace de su página web: Editorial Círculo Rojo para que participéis. Ánimo y suerte
Yo, no me lo pensaba y participaba ya. Que, es muy fácil... Cualquiera puede ganar ¿A que esperaís? Yo, no sé vosotros, pero no todos los días se presentan oportunidades cómo esta (:

PD: Os espero por mi página de facebook(click aquí) ♥


Follow on Bloglovin

2 de septiembre de 2012

All stories have an end; we all have a story


La cabeza de ella permanecía sobre el hombro del chico. Sus manos y sus pies continuaba entrelazados. Ambos contemplaban, distraídos, la escena que los rodeaban. Sin embargo, no se detenían a observar los pequeños detalles de aquella habitación.
De repente, él rompió el silencio:
+ ¿Sabes? Estaba pensado.
¿En qué pensabas?
+De todo un poco: pensaba en las cosas que he hecho, en las que no he llegado a intentar por miedo a fallar; también pensaba en ti y en mí... En lo que nos queda por vivir: juntos.
Tendremos nuestra propia historia dijo la joven sonriente y aferró, con fuerza, su mano.
Él la miró.
+Todos las historias tienen un final susurró.
Ella se levantó y lo miró a los ojos.
Todos tenemos una historia; todas las historia tienen un final... Es una buena reflexión, pero a la nuestra le quedan muchas páginas en blanco todavía, no es momento de ponernos a pensar en cómo acaba. Siento decirte que te quedarás con la intriga.
El chico sonrió y, de nuevo, la abrazó tan tiernamente como solía hacer; obligándola a caer entre sus brazos. Aquel sofá se convirtió, por enésima vez, en el escenario de uno de sus furtivos besos.
 Ninguno de los dos fue consciente de que la canción que sonaba en el viejo radiocassete había cambiado y era ahora The things i did before, la banda sonora de aquella tarde de verano que estaba llegando a su fin.
Aquel día, no obstante, se había convertido en una nueva página del libro de sus vidas...
 ...Una página imposible de olvidar.



                                                                   
_______________________________________________________________________________
Esta entrada ha surgido a partir de dos famosas frases que casi todos conocemos:
"We all have a story"  y "All stories have an end"
 Yo, un día, decidí unirlas en una foto nueva para mi perfil de twitter... La cosa es que el otro día estaba en mi habitación y no podía dormir y comencé a pensar en una nueva entrada y las frases vinieron a mi mente por lo que dije "¿Por qué no?" Y se me ocurrió la entrada.
Por cierto hay nueva página de FACEBOOK (CLICK AQUÍ) y me haría ilusión que me siguiéseis 
y también en BLOGLOVI'N (CLICK AQUÍ) avisadme y os seguiré de vuelta (:
PD: Pronto habrá nueva entrada con info. sobre el concurso
También sigo en: 
-ASK (CLICK AQUÍ)  
-TWITTER (CLICK AQUÍ)
-PAG DE TUENTI (CLICK AQUÍ)
-TUMBLR (CLICK AQUÍ)

Besos con sabor a Septiembre a todos... esperemos que este mes nos regale alguna sorpresa♥