1 de marzo de 2014

Si tú me dices ven lo dejo todo


"Ven", tres letras, demasiados sentimientos.
Pueden significar tantas cosas...
Pero tú sólo quieres oír esa palabra salir de los labios de una persona que, por suerte o por desgracia, aún no sabe cuánto lo necesitas. Sólo quieres saber qué se siente, deseas convertir sueños en realidad, ¡cómo si eso fuese posible fuera de las películas!
Tú quieres reír del llanto, que lo otro está muy visto; quieres besar canciones que entonan versos de amor fallido; que a ti no te importará el tiempo que haga si estáis juntos.
Porque únicamente necesitas una sonrisa adecuada en el momento adecuado, y por supuesto, de la persona adecuada, para volverte a sentir en un eterno paraíso de verano en bucle del que jamás querer salir; que te gustaría incluso perderte en el laberinto de miradas, esas que son cómplices y que, afortunadamente, aprendiste de memoria en una vida pasada o, de otro modo, no hay una explicación racional para relatar esa capacidad que tienes para descifrarlas en un tiempo récord.
Tan inconformista eres que sólo quieres que ocurra algo que no va a suceder, únicamente deseas oír florecer un "ven" de unos labios que, últimamente, está marchitándose por culpa de la poca atención que les prestas.
Y, si no es así, ven y lo discutimos.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer la entrada, si te ha gustado, no dudes en dejarme tu comentario y, si no es así, también aceptos críticas.