27 de marzo de 2014

We'll always have Pasris



Le pregunté qué película podríamos haber sido y respondió que ninguna, que no había guión que pudiese plasmar lo que sentíamos ni director capaz de hacer justicia a nuestros actos.
Me respondió que éramos tan imperfectamente perfectos que seríamos incapaces de aceptar un corten, de admitir nuestros fallos o recordar la presencia de las cámaras.
Me respondió con la mirada y me produjo una sensación que ni el mejor productor de cine podría repetir. Supe entonces que si no me volvía loca por mí misma, él se encargaría de hacerme perder la razón. Porque, nuestros corazones comenzaron a actuar como los mejores dobles jamás vistos, los actores que Hollywood siempre deseó tener y que, desgraciadamente, nunca conoció.
Quizá todo estuviese perdido antes de empezar, quizá todo se perdió por el camino, quizá no haya ningún quizá más que inventar porque, al fin y al cabo: Siempre nos quedará París y, eso, es lo que cuenta.

___________________________________________________________________________


Hoy es uno de esos días en los que te apetece ponerte a ver Casablanca y decides que así será.
¿Qué tal todo? Muchas gracias a esos ya 974 seguidores, sois geniales, en serio *.*
Besos, ya sabéis que para encontrarme en redes sociales a la derecha tengo en azul mis enlaces (esos cuadraditos azules, por si acaso)
En fin, ¡Mil besos!♥

4 comentarios :

  1. hey. Que bonitooo, :), Me ha encantado.

    http://sonrieporquetupuede.blogspot.com.es.

    ResponderEliminar
  2. Ayyy que palabras más bonitas *.* Me ha gustado mucho:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que hermosa entrada, que palabras más bellas y enternecedoras, a la vez que pasionales. Me encanta

    ResponderEliminar
  4. Preciosa, me ha encantado. Tienes una fantástica forma de expresarte, sigue así, me encanta siempre pasarme por aquí. Un besito.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leer la entrada, si te ha gustado, no dudes en dejarme tu comentario y, si no es así, también aceptos críticas.