7 de junio de 2014

Escribiendo a musas invisibles


Míranos ahora, siendo dos ilusos,
hablando de un amor inconcluso.
Recuerdo que aquella noche susurré que quería que me besaras el abecedario, que ya yo te enviaría mi sonrisa mediante una reacción en cadena. Recuerdo que no me escuchaste, que me preguntaste qué había dicho y respondí que "nada". Nunca un nada había significado tanto. Solías decir que el tiempo lo curaba todo, que hacía el olvido, que algún día, cuando todo se acabase, haría su labor y me ayudaría a olvidarte. Solías decir tantas mentiras disfrazadas de verdad, solías ser tan distinto, tan distante.
Mírame ahora, aquí, escribiéndole a musas invisibles que llevan tu nombre tatuado en cada poro de su piel, a musas que te odian por no quererme, por obligarme a levantarlas de su letargo, de dónde quiera que habiten, únicamente para traerlas a este mundo cruel donde el amor más bonito es el no correspondido, donde comenzamos a conformarnos con el cariño que nos ofrecen, con los brazos fríos de alguien a quien realmente no queremos, con las caricias de unas manos que no nos aportan más que un calor helado.
Mírate ahora, dónde quiera que estés, preguntándole al tiempo por qué no se digna a curar tus heridas de una vez. Porque, al parecer, incluso a los mejores matemáticos les fallan los cálculos de vez en cuando y, parece ser, ni siquiera tú serás capaz de despejar la ecuación del amor.


6 comentarios :

  1. Hermoso texto, como casi todo lo que escribes.
    Es cierto, hay veces que fallamos épicamente en cosas que ni esperamos que nos sucederían.
    Pero es una de las partes de experimentar cosas nuevas: aveces ganas o pierdes.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola guapii! Precioso simplemente es precioso. La frase que dice que en este mundo tan cruel nos conformamos con un amor no correspondido, y con los abrazos fríos de alguien a quien no queremos. Me han impactado por la verdad que llevan esas palabras. El amor ya no es lo que era y las pocas personas que quedan sabiendo amar poco a poco van muriendo. un besitoo♥

    ResponderEliminar
  3. Es precioso.
    Tus palabras me han llegado, me encanta como has expresado todo en este texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La tragica ecuacion del amor,pero al final de cuentas para todo hay solucion

    ResponderEliminar
  5. Querida Rigby, me encanta este texto... echaba de menos tus entradas. Y jolín, con la música de fondo es aun más bonito *_*

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Mary,
    Mucha tristeza destilan tus palabras. Tristezas porque la vida es triste, y el amor también puede serlo.
    Es cierto lo comentado, la ecuación del amor posee tantas y compleas incógnitas que ni en todos los años que los humanos caminemos por este mundo podremos despejar.
    Pero a quien no le gusta dejarse engañar por uno mismo, por ese sueño que aunque sabes que no llegará te mantiene despierto, en vela, activo...
    Me gustó mucho el escrito-reflexión. ^^
    Un abrazo Rigby.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leer la entrada, si te ha gustado, no dudes en dejarme tu comentario y, si no es así, también aceptos críticas.