15 de julio de 2014

Un hipotético fu(tu)ro



No voy a negarte que si te vas lo superaré
que quizá llore por ti
un rato
e incluso dos,
pero al tercero no seré yo la vencida.

Que te quiero como a nadie,
que me gustas como a todos
que nos busco como tantos
pero eso no será suficiente.

No creo
en el amor eterno,
los finales con perdices sobre la mesa
y las mariposas del estómago que viven sin sustento.
Pero tengo fe
en ti
en mi
y en un nosotros,
que con
o sin
fecha de caducidad,
podría deslumbrar a toda la ciudad.

Porque el amor puede no ser eterno pero
créeme
mi recuerdo quedará envasado al vacío que
un día sin avisarte
dejaré al partir
                                (tu corazón).

Y eso,
eso ni el tiempo
ni el espacio
ni siquiera el mismo Einstein,
logrará curarlo.

5 comentarios :

  1. No hay nada más eterno que lo errante. Y en el fondo tú también lo sabes.


    Lutz
    P.D. Me encantó.

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo con el comentario de arriba, No hay nada más eterno que lo errante. Tu puedes aferrarte a una idea y eso sera tu eternidad, tu pequeño pedazo de infinito.
    Hace unas semanas esto hubiese venido como anillo al dedo en mi vida.
    Te mando un abrazo enorme y nos leemos :3

    ResponderEliminar
  3. ¡Ohh! ¡¡Espléndido!! Me encanta :)
    Un abrazo y pásate cuando quieras, preciosa <3

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la entrada y el blog entero. Muy original y rebosante de talento por todas partes, ¡sigue así!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leer la entrada, si te ha gustado, no dudes en dejarme tu comentario y, si no es así, también aceptos críticas.