23 de julio de 2014

Pasados muy presentes

Hay lugares, canciones y personas que, pase el tiempo que pase, jamás podremos desterrar de nuestros corazones. Que sentiremos cerca aunque estén a kilómetros, o a años luz. Y volver a ellos será como retroceder en el pasado, como abrir un portal en nuestro presente que rompa todos los esquemas de nuestro soñado futuro. Aun así, lo haremos.
Y conscientes de que es demasiado tarde, lloraremos.
Porque el tiempo ha hecho mella en el paisaje.
Y la letra parece haber perdido todo su ritmo, su significado, ¿por qué te gustaba?
¿Y qué me dices de esa relación? Parece que se ha enfriado y la culpa no es ni más ni menos que de los abrazos que se perdieron en la distancia, y en el tiempo.
Pero, un momento, hay algo que continua intacto, imperecedero al paso de los años. Que continúa a estrenar, pese a todas aquellas veces que los usaste.
Por supuesto: los recuerdos. Los odiados y queridos recuerdos, que te harán ver aquel descampado como el más bonito parque que tu infancia pudo albergar; a esa canción, como la más bella que tus champús jamás oyeron. Y, qué decir de esa persona, ella te regaló tantos buenos momentos que te será imposible reemplazarla.
Quizá lo exageres, eso es lo malo de la nostalgia. Pero qué más dará, aun así te drogarás con recuerdos idealizados hasta la sobredosis, hasta que el pasado deje de escocer y comience a dolerte, hasta que todo te parezca más horrible que en aquella época pasada.

Y se abrirán las heridas, y meterás el dedo en la llaga, y morirás lentamente. Pero lo harás con la bendita sabiduría de un necio que, creyendo saberlo todo, se desconoce a sí mismo. Un necio que, a pesar de todo, fue feliz.


3 comentarios :

  1. ¡Que genial reflexión! *-* Tienes toda la razón del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Y es que no importa lo que no sepamos de la vida si al fin y al cabo somos necios felices!

    Vérsame en tu boca

    ResponderEliminar
  3. Los necios y su don infernal en todos hay uno.
    Saludos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leer la entrada, si te ha gustado, no dudes en dejarme tu comentario y, si no es así, también aceptos críticas.